Retándome a los cambios

Contenido

Comparte este Artículo en:

Estoy viviendo una serie de cambios y deseo contártelo. Es posible que alguno de los elementos que te exprese, pueda aportarte al proceso que estas viviendo en alguna de las áreas de tu vida. Además, me gustaría que dialoguemos frente al tema. 

He hablado, construido y participado en diversas formas del cambio, concretamente en tres de sus dimensiones: desde el campo de lo social, pasando por el mundo corporativo y de los negocios y aterrizando en lo personal y sabes, hay una constante: el cambio es altamente retante.

Y lo retante se debe básicamente a la visión individual del que está participando en el proceso.

¿Pero qué es el cambio?


“En muchos casos, se utiliza como sinónimo de reemplazo, permuta o sustitución. El verbo cambiar, por su parte, hace referencia a dejar una cosa o situación para tomar otra.” es una sencilla definición.

Quiero dar un paso más allá. Más que dejar una cosa o sustituirla, como cambiar unos zapatos por otros, mi visión de cambio está íntimamente vinculada a la transformación.

El cambio es inevitable, querámoslo o no. Del día, a la noche; de una edad a la otra; cambia el tiempo y todo aquello que está alrededor; estamos en un cambio constante. La transformación, por su parte es opcional y ese el cambio es al que me refiero.   

Y ahora la pregunta que me hago y que te hago es ¿Qué es aquello que deseas dejar, tomar o transformar?


Cambio en lo personal

Hoy en día mis hijas están viviendo diferentes procesos de cambio, están creciendo, experimentando y aprendiendo a gestionar sus emociones, y yo con ellas. Muchas veces no sé cómo afrontar el tema, porque precisamente me saca al escenario de lo desconocido y me pone un nuevo espacio, donde aprendo del cambio que estoy viviendo con mis amadas Sara y Libertad.

 Quiero compartirles unas cifras, de antes de la pandemia, para que comprendamos lo que se está viviendo. “En 2019, casi mil millones de personas –entre ellas un 14% de los adolescentes de todo el mundo– estaban afectadas por un trastorno mental. Los suicidios representaban más de una de cada 100 muertes y el 58% de ellos ocurrían antes de los 50 años de edad.” Organización Mundial de la Salud, OMS.

Ahora bien, como aprendizaje me voy apartando de la creencia que todo lo sé y busco apoyo para reconocer aquella situación y me dejo enseñar. Fácil: no, pero de esta etapa me tendrá que quedar un gran aprendizaje para el crecimiento de mis hijas y el mío.


Cambio en los negocios

Nos relacionamos diferente. Estamos viviendo una revolución en el mundo empresarial.  

El cambio fue general en pandemia, se detuvo el mundo, pero no los negocios. Muchos expertos dicen que avanzamos una década en cuando a lo digital, a la forma de comercializar y la de consumir. Esto nos tiene que decir algo, porque el mundo ya no funciona igual.

“De acuerdo con el estudio más reciente de la empresa de comunicaciones omnicanal en la nube, Infobip, realizado por la firma de inteligencia de mercado IDC, en promedio el 82% de las personas en América Latina compraron en línea en 2020 tras el inicio de la pandemia. En el tope del ranquin están Brasil (88%) y Colombia (79,5%), seguidos por Perú (78,9%), México (78,7%) y Argentina (77%).” Nuevo Siglo.

La virtualidad es el gran escenario que democratiza todo, inclusive los negocios, negarnos a ello, es evitar que el mundo pueda disfrutar de todo lo que tienes para ofrecer.  


Cambio en lo social

Hay un evidente cambio del paradigma en los gobiernos del continente latinoamericano y en Colombia, se está iniciando un nuevo momento de esta ola.  

Especulaciones, resistencias y desconfianza son algunos de los factores que expresan parte de nuestra población, es un cambio de paradigma. No es sencillo de entender y menos en nuestra historia donde la constante es: ‘que cambie todo para que nada cambie’. Ahora llegó un nuevo momento de “cambio”, el cual hay que saber comprenderlo.

Sufrimos y nos agobiamos por lo que nos ha pasado o por lo que pasó y desaprovechamos la inmensa bendición de disfrutar el presente del cambio. No te hablo de las consecuencias, porque allí te ubicas en el futuro; no busco que indagues sobre lo que pudo haber sido mejor, pues allí te estarías conectando con el pasado.      

Todos los tiempos nos aportan para algo en concreto en nuestro proceso individual de transformación y si hoy recuerdas lo importante de este mensaje, te invito respetuosamente a disfrutar el cambio en el tiempo presente. Lo que hoy vivimos puede ser la puerta, para algo mejor en nuestras vidas.

 

En estos días me he visto profundamente movido por los cambios. Los he visto, los puedo sentir y estoy en medio de ellos. Yo no conozco cuál sea tu historia frente a los cambios, o si solamente lo único que cambia en tu vida son los días.

Para concluir, deseo preguntarte ¿Cuáles son esos cambios que hoy te están llevando a tu transformación? Me gustaría leerte, te responderé. 

¡No te pierdas ninguna de mis columnas!