¿Por qué menos es más en la comunicación?

Contenido

Comparte este Artículo en:

Seamos claros, la comunicación tanto en lo personal como en el mundo corporativo, tiende puentes, o construye muros.

Te invito a que caminemos juntos esta reflexión sobre el papel de la comunicación, la palabra y la brevedad.  

¿Te representa la comunicación que desarrollas?

Por lo general vivimos la comunicación de manera automática en nuestra vida personal, ahora imagínate lo que sucede frente a la comunicación en las empresas. Piensa un momento esta pregunta ¿Cuándo comunicas sientes que construyes puentes o muros?

Nos han vendido la idea que la comunicación corporativa es una serie de pasos exactos que se aplican y dan resultados, como una fórmula matemática, A + B = C.

Puede funcionar en algunos casos, pero ¿sabes algo?, soy de ese tipo de personas que considera que la comunicación va más allá. La comunicación es particular, así se encuentre en escenarios comunes, con estrategias similares y lenguajes parecidos, siempre tendrá su propio tono.

¿De lo general a lo particular?

Cada vida, cada marca, cada empresa es única, como una huella y así mismo debe ser la comunicación, única.

Muchas veces por querer tender puentes, lo que hacemos es construir muros, es por ello que recomiendo evaluar el papel que juega la comunicación y dentro de ella, la palabra.

No hay reglas exactas para las soluciones de los temas humanos y menos para la comunicación, a esto le sumamos ingredientes como la interpretación y los imaginarios que están presentes en un determinado grupo social o en un nicho del mercado.

Sin embargo, hay elementos que funcionan de manera extraordinaria para tener una comunicación efectiva, por ejemplo: conocer a profundidad nuestra apuesta de vida o empresarial; reconocer al interlocutor o cliente y cada una de sus características; escuchar con atención al otro o al mercado y sus constantes cambios y preguntar, siempre preguntar.

¿Veamos lo invisible de la comunicación?

Al transitar por diversos escenarios de la comunicación, muchos de ellos altamente emocionantes y he descubierto que las mismas palabras pueden generar: un caos o una solución.

¿De qué depende que sea uno u otro? depende de elementos invisibles, tales como: la lectura del contexto, saber a quién se dirige el mensaje, de qué forma se entrega y garantizar que se tengan las respuestas a preguntas indispensables, como las siguientes ¿Por qué deseas comunicar lo que quieres comunicar?, ¿Cuándo fue la última vez para una primera vez? y ¿Qué pasaría si fortaleces la comunicación en tus procesos?

El escenario común 

Usar la palabra para construir el lenguaje en la comunicación de marca; planear estrategias; diseñar el desarrollo del mercadeo o de la publicidad y esperar que lo anterior genere un intercambio instantáneo de un producto o servicio por dinero, es el escenario común, caemos en la "fórmula", A + B = Dinero.

Algunos empresarios y marcas desean vincular a la comunicación como una palanca única para la conversión económica, si bien es una de las partes, no es lo único; es probable que allí estemos frente a una lectura estratégica equivocada. La comunicación corporativa va un poco más profundo que saber escribir bien, realizar una buena pauta o tener una imagen. La comunicación articula los procesos y busca la sostenibilidad y la sustentabilidad. 

¡Menos, para construir más!

Una de las herramientas para construir comunicación es la palabra. Por medio de las palabras construimos realidades, las mismas que hoy asumimos como creencias, convicciones y evidencias.

Cada mensaje es construido por palabras e imágenes, bueno, por palabras y sus representaciones que son imágenes, lo que en la academia llaman el “significado y el significante”.

Lo anterior tiene una gran carga simbólica, es por ello que pensar la comunicación es un asunto de consciencia, tanto para lo humano, como para el mundo de los negocios.

¡Menos es más! esta sí es una fórmula que da resultados, pero atención, solo cuando se integra a un plan diseñado para que la empresa vibre desde su propia autenticidad.  

A manera de conclusión

La comunicación es parte vital para la vida, tanto en lo personal como en lo empresarial. De la calidad de las preguntas que nos hagamos, tendremos las respuestas indicadas para conectar de manera sencilla y concreta con aquellas personas que requerimos para el avance de nuestras apuestas, todo lo anterior por medio de la palabra, la cual viaja por diferentes canales y medios.

¡Nos encontramos en la palabra, te leo para que conversemos sobre el tema!

¡No te pierdas ninguna de mis columnas!